Amand Calderó

Barcelona, 2 de diciembre de 2020

Entrevistamos al secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima del Departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña, Amand Calderó, porque nos haga una valoración sobre el proyecto «Traspasando el Objetivo», que la Fundación Setba ha desarrollado por segundo año consecutivo a la Unidad de mujeres del Centro Penitenciario de Brians 1.

Explíquenos el porqué de su interés a iniciar un proyecto artístico con la Fundación Setba en Brians1, en la unidad de mujeres?

Los proyectos que hemos hecho con la Fundación Setba en otros centros de la Secretaría han sido un éxito.

Implicar a las mujeres del CP Brians 1 en un proyecto era un reto. Era establecer un paralelismo entre sus vidas y el trabajo que la Fundación las proponía. Era hacer un aprendizaje estructurado que tenía que resultar válido para su proyecto de vida: me propongo un reto, un proyecto, marco un camino a seguir, y lo logro. Quería hacer sentir aquello de «yo soy capaz», «yo lo puedo hacer»… Hacerlas sentir orgullosas de sus capacidades, de sus posibilidades como mujeres, trabajar su autoestima y reforzar el proyecto vital de mujer. Que sintieran que tienen muchas necesidades, pero por encima de estas necesidades están sus capacidades. Que estas capacidades son fruto de su inteligencia. Que esta inteligencia las hace fuertes y capaces para superar las necesidades que tienen, y que en definitiva las hará más autónomas y más libres.

¿Qué representa para el Departamento de Justicia colaborar con la Fundación Setba?

Significa reforzar las relaciones con las entidades sociales. Trabajar por la corresponsabilidad en la ejecución penal, y abrir el sistema de ejecución penal a la ciudadanía, a la cultura, al arte. Para nosotros es importante mostrar la diversidad social a las personas que se encuentran en los centros de ejecución penal.

Desde el Departamento trabajamos en la búsqueda de la cohesión social a través de diferentes herramientas. La Fundación Setba canaliza, mediante el arte, las voces, las diferentes sensibilidades y maneras de expresar de las personas, y como esto genera aceptación de la diferencia y cohesión social.

Tenemos que ser inclusivos, y lo tenemos que ser también con respecto a los lenguajes, las culturas, el arte y en definitiva sobre todo aquello que implique una forma de expresar sentimientos y voluntad de diálogo con las personas y aquello que nos rodea. Esto la Fundación Setba lo sabe hacer muy bien.

A raíz del Covid19, ¿han tenido que hacer muchas modificaciones? ¿Las actividades se han visto alteradas? En caso afirmativo, ¿cómo ha repercutido esto a las internas?

Sí. La llegada del COVID -19 ha provocado un gran impacto en toda la sociedad, y los centros de ejecución penal no quedan al margen de las medidas de prevención que se han tenido que adoptar. Desde el inicio de la crisis sanitaria la Secretaría tenía claro que estaban frente una amenaza sanitaria, y que la gestión y la intensidad de las medidas tenían que venir y estar avaladas por las autoridades sanitarias y los referentes del Servicio Prevención de Riesgos Laborales. Es una crisis sanitaria y son estas autoridades las que tienen que guiar nuestras actuaciones.

También tenemos claro que la salud de todos y todas es el objetivo fundamental de la Secretaría, y que se tiene que mantener con la menor afectación posible de los derechos de las personas privadas de libertad y sus familias.

El covid a mujeres se ha vivido de manera diferente que en otros centros porque ellas ya son en sí un grupo burbuja y no era tan importante la interacción con otros módulos, ya que tampoco se comparten muchas actividades. Además, los profesionales se volcaron al atender a las mujeres y dar todo el apoyo necesario para pasar el confinamiento.

Las medidas han afectado sobre todo en cuanto a las entidades de voluntariado, que todavía continúan cerradas, y las comunicaciones con el exterior en la primera oleada, todo y los esfuerzos que hicimos con las videotrucades y las videoconferencias, y el sistema de información a familias. Se tuvo que hacer mucho trabajo en cuanto a la concienciación de las medidas contra la covid, la gestión del tiempo de ocio, la gestión emocional (incluida la prevención del suicidio) y la prevención de las sobredosis.

Sabemos que en Brians ya había un taller de arte, ¿Cómo ha visto la incorporación de la fotografía como herramienta de expresión con el proyecto «Traspasando el Objetivo»?

El estímulo de un recurso exterior siempre ayuda a hacer que las internas participen más activamente. Si además, se trata de una actividad como esta, atractiva y sensible a las necesidades de las mujeres que además, tiene un resultado visible, tangible a corto plazo tenemos la fórmula del éxito.

¿Podría hacer una valoración del proyecto?

Creo que con la respuesta a la primera pregunta mi valoración queda clara. Hemos logrado el objetivo de apoderar las mujeres y hacerlas más libres en la toma de decisiones.

Con proyectos como este, ¿Cree que se crea una necesidad positiva en las internas que intervienen? Es decir, ¿Se crean nuevos intereses o no deja de ser una actividad más del centro?

Todas las actividades tienen su importancia. Todas suman, todas las entidades y recursos suman a favor de mostrar la variedad y la diversidad de formas de expresar, comunicar y canalizar las expresiones, sentimientos y formas de interpretar el mundo. Con este tipo de proyectos vamos más allá del lenguaje verbal. Cuantas más vías abrimos, más fácil será llegar a cada persona. Se trata de encontrar la vía adecuada en cada persona para trabajar las potencialidades que todas las personas tienen.

¿Cree que el arte y la cultura pueden transformar la sociedad?

Creo que de alguna manera, a las anteriores preguntas he dado respuesta implícita a esta pregunta. Yo creo que quien realmente cambia el mundo son las personas. El arte, la cultura, la literatura y otras formas de expresión son herramientas que las personas utilizamos para comunicar, para explicarnos, para trasladar a los otros qué es nuestra visión de la sociedad en que vivimos, que es el que no nos gusta de ella, como la queremos cambiar. El arte, la cultura, la música … va más allá de la ocupación del ocio… son formas de expresar identidad y sentimiento de pertenencia… Es evidente, el arte y la cultura, en cualquier de sus formas de expresión, incide en el desarrollo de las personas; y estas desde una construcción colectiva transforman la sociedad.