Dra. Autet

Barcelona, 9 de noviembre de 2020

Entrevistamos a la jefa del Servicio de Psiquiatría Infantil y Juvenil de la Fundación Althaia y Jefa de la División de Salud Mental de Althaia, la Dra. Àurea Autet porque nos haga una valoración del impacto que tiene el arte en la salud mental de las personas.

La Dra. Autet tiene un especial interés en los campos de la Discapacidad Intelectual y el Autismo. Es profesora del Posgrado en Enfermedad Mental y Alteraciones de Conducta en Discapacidad Intelectual de la UVIC y del Máster de Psicopatología Infantil y Juvenil de la UAB. Además, es Vicepresidenta de la Junta Directiva de la Sociedad Catalana de Psiquiatría Infantil y Juvenil.

 

Explícanos un poco qué se hace a la División de salud mental de la Fundación Althaia con relación a actividades de arte, y por qué las usáis con las personas que conviven con trastornos mentales?

El objetivo principal de las personas que trabajamos en Salud Mental es recuperar a la persona. Cuando una persona enferma, tiene un trastorno mental, tiene que poder recuperar su proyecto vital, que nos diga quién es y que quiere ser.

La División de Salud Mental es muy grande y tiene recursos muy diferentes.

Tenemos el edificio «Mosaic» donde hay el servicio de rehabilitación comunitaria y el club social, así como otros programas comunitarios. En el ámbito de arte se hacen proyectos variados en los diferentes espacios que tenemos, a pesar de que nos gustaría hacer muchos más. Aquí ya hay un proyecto previo de arte terapia que se realizaba en el Club Social, donde tenemos pacientes que ya están compensados psicopatològicament y están recuperando su proyecto de vida. Este proyecto ha tenido continuidad en diferentes talleres que se intentan realizar dentro de la comunidad. Trabajamos con comunidades de vecinos que hacen talleres de cerámica o de arte, e intentamos que los usuarios hagan estas actividades en la comunidad.

El Conservatorio de Manresa también colabora con Althaia y vienen a hacer un programa que gusta mucho y que se llama “Música en vena”. Músicos que tocan diferentes instrumentos nos visitan a las diferentes unidades de pacientes, tanto a las unidades de hospitalización como en el hospital de día.

A nivel de Hospital también tenemos una apuesta muy clara. En la entrada de nuestro hospital hay exhibiciones de arte, sea de artistas locales o de gente que quiere colaborar con nosotros. En estos momentos no hay muchos familiares o acompañantes en el hospital a causa del Covid19, pero cuando alguien viene a visitar un paciente tiene la posibilidad de impregnarse con este arte que va encontrando por el edificio y pensamos que esto puede ayudar al bienestar, a desconectar y estar consigo mismo. Creemos que esto es positivo y lo intentamos promover, es por eso que las exposiciones están de manera permanente. Es cierto que algunas son de artistas locales con cierto renombre y en algunos casos también de pacientes nuestros. Por ejemplo, hicieron una exposición extraordinaria de dibujos manga, hecho por un usuario nuestro con un trastorno del espectro del autismo, que hace cosas muy interesantes y gustó mucho.

Aun así, nuestra idea es continuar trabajando en este sentido, y sobre todo pensante en el bienestar que todos estos elementos dan y pueden tener un impacto muy positivo en las emociones de las personas con las cuales trabajamos.

¿Qué grados o tipologías de trastornos mentales tienen los usuarios que intervienen a la División de Salud Mental de la Fundación Althaia?

Somos un Servicio de Salud mental y en general tratamos trastornos mentales severos. Cuando alguien llega a nuestra División de salud mental quiere decir que puede tener un Trastorno Bipolar, una esquizofrenia, un desorden de la personalidad o de la conducta alimentaria grave, enfermedades obsesivas compulsivas. Es decir, que estamos hablando de perturbaciones que tienen una entidad y que pueden interferir de manera importante en la calidad de vida de las personas, que hay una interferencia muy importante en el que es su proyecto vital.

¿Qué representa por tú colaborar con la Fundación Setba?

Una oportunidad que os agradecemos todos inmensamente. Muchas veces se te come el día a día al resolver problemas que crees que tienen que tener una importancia capital en cómo funciona la persona y te acabas olvidando de cosas que son también relevantes y que querrías hacer. No es fácil encontrar estas sinèrgies, a pesar de que actualmente hay mucha evidencia en países como Canadá, donde se habla ya de la prescripción social, entre ellos ir a museos, etc. Este modelo tanto médico centrado en la enfermedad y el entorno clínico va evolucionando y vemos que el entorno social es muy importante. Factores como la prevención, el bienestar o el papel de la comunidad son cosas que tenemos claras desde nuestra Fundación, que sabemos que tenemos que hacer mucho énfasis y que se plasma en proyectos como el “Natura es Cultura”. Repito, inmensamente agradecidos.

¿La actividad ha cumplido las expectativas? ¿Habéis podido hacer un primer análisis del respiro artístico?

Las habéis superado! Ya sabéis que a los médicos nos gusta hablar de la evidencia, pero por mí la valoración subjetiva es también importante y el feedback que tengo de este respiro artístico es impresionante. Todo el mundo se sintió mucho muy tratado y respetado y por los participantes es muy importante. Son individuos que van a hacer un proyecto mucho xulo, no son pacientes o enfermos. Me explicaba la enfermera del servicio de rehabilitación comunitaria que los acompañó que todo el mundo estaba muy contento durante el taller, volvieron contentos y todavía hoy tienen conversaciones sobre la experiencia al “Natura es Cultura”. Ellos iban a un lugar que desconocían y a veces los puede crear un poco de recelo y de incertidumbre, en cambio ahora te preguntan cuándo lo podrán volver a hacer. Gente que en esta ocasión no pudieron venir quieren saber si podrán ir la próxima vez!

Por parte nuestro queremos analizar bien todas las valoraciones sobre este proyecto y poder potenciar proyectos como este en el ámbito del hospital, puesto que ciertamente sirven y tienen un impacto en las personas que tratamos, sobre todo en estas personas que están recuperando su proyecto vital.

¿El arte es de por sí terapéutico? o ¿depende de cada persona?

Es una pregunta que me gusta mucho y os daré una respuesta subjetiva. Yo considero que sí, que el arte es terapéutico porque es una actividad que puede tener impacto en el bienestar de la persona, pero también depende de cada sujeto y de su vivencia. Hay algún tipo de terapias que funcionan por algunas personas y algunos trastornos, por otros no. El que sí que estoy de acuerdo es que la vivencia que puedan tener del arte algunas personas puede ayudar a este bienestar y puede mejorar muchos aspectos, pero no lo podemos extender a todo el mundo.

¿Qué elementos del arte son aquellos que pueden ayudar a la salud mental de las personas?

Creo que son elementos que te aportan belleza, como una obra de arte, una música, todo esto tiene un impacto en tus neurotransmisors, en tu bienestar. Es importante remarcar también el valor de la creación. Cuando ven que son capaces de crear, de hacer algo bonito que gusta o que ellos valoren como bonito, esto puede tener un impacto en tu autoestima y en quién tú eres, en cómo te ves. Este también es un impacto que creo que tenemos que valorar en el arte.

Es muy potente el concepto que el participante forma parte de la transformación del bosque y esto los emociona mucho. Ellos son un elemento activo, y después el bosque será visitado por otras personas que lo valorarán y dirán “qué cosa más magnífica”!

¿Crees que el arte y la cultura pueden transformar la sociedad?

Sin duda, completamente convencida, como decía la Montserrat Roig, “La cultura es la opción más revolucionaria a largo plazo”.

Pero es que ya hay evidencia sobre este tema a nivel científico. El Artes Council England publicó un informe hace dos años, que recogía las investigaciones publicadas sobre evaluaciones y evidencia de los beneficios de este tipo de prácticas. Las conclusiones eran que hay evidencias claras de los beneficios que tiene sobre la salud y el bienestar el hecho de participar en actividades artísticas y culturales.