Santi Sallés

Barcelona, 21 de mayo de 2019

Hace cinco años la Fundación Setba decidió convocar profesionales, aficionados, vecinos, recién llegados, niños y espontáneos a dibujar la plaza Real. Desde entonces, cada mes de mayo salimos armados con lápiz y papel para ganarle la batalla al digital, en este espacio tan emblemático de la ciudad, aunque sea por un día.

¿Quién es el Santi Sallés?

Soy urban Sketcher, ilustrador, artista y diseñador gráfico. Me dedico a dibujar, publico en revistas y medios de comunicación, trabajo para agencias de publicidad y doy clases y conferencias sobre urban sketching.

Ya que nos has hablado del urban sketching, nos podrías explicar de que se trata?

El urban sketching consiste en dibujar básicamente con libreta y al aire libre. Es una disciplina que se practica de toda la vida. Los primeros aventureros y científicos, que se iban a descubrir el mundo, se llevaban sus libretas para dibujar y documentar lo que veían y descubrían.

Sketch es una palabra inglesa que traducida significa boceto, dibujo rápido, y esto se ha transformado en una disciplina que se basa en dibujar en directo y luego compartirlo en las redes sociales.

¿Y qué nos puedes decir del movimiento en Barcelona?

Hoy en día todo lo que sea handmade está muy de moda, porque es reparador, terapéutico.

El origen del movimiento en Barcelona nace con Gabi Campanario, sketcher catalán que decide fundar el urban sketching a nivel mundial. Este movimiento se ha ido extendiendo por todo el mundo a través de las redes, los simposios y las conferencias.

En Barcelona, este movimiento creció raíz del Simposium Internacional de 2013 y, a partir de entonces, comenzó a aparecer más gente interesada, se comenzaron a hacer más talleres, el Ayuntamiento de Barcelona impulsó la edición de libros ilustrados de diferentes barrios de la ciudad… Todas estas acciones hicieron que fuera creciendo el interés de la gente para dibujar y, con el tiempo, la comunidad ha ido haciéndose mayor.

En este contexto decidimos crear la Asociación de Urban Sketchers de Barcelona, pensada para dar visibilidad al colectivo y gestionar mejor los eventos. Paralelamente nace USK Cataluña para poder dinamizar el movimiento a nivel regional.

El sketching es una disciplina que no ocupa espacio, puedes llevar el material encima, es ideal para el estilo de vida actual, es compatible con la movilidad; hay otras técnicas que piden más elementos, espacio y tiempo, por ejemplo la pintura al óleo,  que necesita horas -e incluso días- para secarse.

¿Cuál es tu relación con la fundación Setba?

Yo llego a la Fundación Setba a través de su directora, Cristina Sampere, con quien ya había trabajado anteriormente. Me explicó que quería organizar un evento de dibujo en la plaza Real, para que el público barcelonés volviera a la plaza a disfrutar de un día de dibujo, música y fiesta.

El objetivo era romper con la idea de la inseguridad en la plaza y disfrutar de esta jornada con los comerciantes, vecinos y vecinas, turistas y todo aquel que quisiera venir un día a dibujar. Me encantó la idea!

Yo me encargué de la coordinación de los Urban Sketchers profesionales que participaron haciendo un dibujo de cada uno de los locales de la plaza. ¡Y qué mejor visibilidad de una plaza cultural que a través del dibujo!

La plaza dibuja es un acontecimiento que…

Fomenta la cohesión social.

Se trata de un encuentro agradable, que trabaja con el efecto terapéutico del dibujo. Aprovechando la ocasión, cada vez más, el USK trabaja junto a proyectos sociales, ayuda a la difusión de las causas y proyectos a través del dibujo.

Cualquier cosa que pasa en la ciudad de Barcelona, como manifestaciones, la llegada de inmigrantes de Open Arms, incluso proyectos científicos (como el de Idilabs en que he colaborado recientemente) tiene cobertura por parte de los urban Sketchers.

¿Crees que el arte y la cultura ayudan a transformar la sociedad?

Sí, absolutamente. Y en el caso del dibujo, como ya he dicho, tiene un efecto terapéutico, además de contribuir a hacer visibles hechos trascendentes y causas sociales.

Para terminar, ¿qué dirías de la supervivencia dibujo en contraposición a la realidad digital? Crees que pierde fuerza?

Todo lo contrario, el dibujo está en un momento muy dulce, la gente está muy cansada del mundo digital y por tanto el handmade tiene más valor que nunca.

En contrapartida embargo, la realidad es que el arte no está bien valorado, algunos medios de comunicación no tienen suficientes recursos y no quieren asumir el coste de las ilustraciones. En la calle sí que se valora, y por eso cada vez hay más Sketchers, gente aficionada y amateurs que deciden coger libreta y lápiz y marchar a dibujar!

Muchas gracias Santi, esperamos encarar esta quinta edición de La Plaza dibuja con la misma ilusión, participación y creatividad que los otros años!

Y recuerde, este sábado todos a llenar la plaza de dibujo y colores!